Presented by

Temporada 2019 de los Marlins: Aprendizaje y continuidad

by | Oct 1, 2019 | Marlins

En este primer escrito para swingsandmishes.com en español, me toca analizar lo que fue la zafra del 2019 de los Marlins que llegó a su fin el día de ayer.

Lógicamente, hay que comenzar por el principio y con eso me refiero al récord, que al ser de 57 victorias y 105 derrotas, cuesta creer que se pueda sacar algo positivo del club. Lo primero que se puede destacar es lo siguiente: Miami tendrá nuevamente la oportunidad de elegir entre los puestos más altos en el draft amateur del mes de junio, específicamente en el tercer lugar, por detrás de los Tigres de Detroit y Orioles de Baltimore, lo que en teoría les permitirá seleccionar a uno de los mejores prospectos disponibles en el papel.

El objetivo principal de una franquicia es ganar campeonatos y si bien los Marlins no están en este momento cerca de uno, todo empieza con la construcción de un sistema de granjas plagado de talento con el que puedan contar para contender en un futuro cercano. Lo que vimos en este 2019 es parte de eso, un conjunto con muchos peloteros jóvenes, novatos, que dieron sus primeros pasos en el mejor beisbol del mundo, acompañados por un grupo de jugadores de mucha experiencia en la liga.

Dentro de los más destacado, me parece que hay que empezar con dos movimientos clave antes del final de campaña: Las extensiones y Don Mattingly y Miguel Rojas, quienes como unidos por el destino, fueron anunciados el mismo día, 5 años después del debut de Rojas en Grandes Ligas con Mattingly como dirigente en una escuadra de los Dodgers campeona del Oeste de la Liga Nacional.

Es una movida del grupo que encabeza Derek Jeter junto con Mike Hill que manda un mensaje totalmente distinto a lo que se vivio en las administraciones anteriores. Mattingly se convertirá en el manager con más temporadas frente al equipo y Rojas será uno de los peloteros con más juegos disputados dentro de la franquicia. Uno, como manager, ha tenido que batallar contra una cantidad de eventos desafortunados que privaron a un par de sus equipos a pelear por más en zafras anteriores. Sin embargo, el liderazgo mostrado por el ex capitán Yankee y su filosofía, han mantenido unido a un club que sumó más de 100 derrotas y pienso que ese es su gran mérito. Es un hombre que se ha comprometido con el proyecto y se mantiene con el perfil ideal para seguir desarrollando peloteros y una cultura ganadora en Miami.

Un ejemplo de los jugadores que se quiere tener, es Miguel Rojas, quien recibió un contrato por dos temporadas más y $10.5M, quedando como titular indiscutible del Short Stop y como el gran líder dentro del vestuario. Lo que vimos en el juego del domingo, con él como manager honorario y la despedida de Martín Prado, fue la entrega de la antorcha al nuevo capitán de este conjunto. Tanto Prado como Rojas tienen caracterísitcas muy similares, por la forma en la que iniciaron las carreras de ambos y en lo que terminaron convirtiéndose.

El juego se llama pitcheo y los Marlins soltaron destellos que ilusionan a algunos de cara al próximo año. Sandy Alcántara tuvo un año sólido en el que rozó los 200 innings (197.1), lanzó dos blanqueos y participó en el Juego de Estrellas en Cleveland. Es, sin duda alguna, candidato a ser el abridor del Opening Day de 2020 junto con Caleb Smith, cuya primera mitad fue excepcional a pesar de perder tiempo significativo por una lesión en su cadera. Ambos, siendo consistentes, pueden liderar la rotación de los peces con jóvenes como Jordan Yamamoto, Pablo López y los posibles debutantes del año próximo: Sixto Sánchez y Nick Neidert.

Ofensivamente, lo primero que puede venir a la mente de todos es la temporada de Brian Anderson, la cual lamenteablemente se vio acortada por una fractura en su mano izquierda. En 2018 observamos cómo se convirtió en jardinero derecho y aunque se pensaba que este año no iba a tener tantos juegos en la pradera derecha, terminó en 55 compromisos en esa posición. Se estableció como el mejor bateador del club, con 20 HR, .342 de wOBA, 114 de wRC+ y un fWAR de 3.1. “Andy” se perfila por los momentos como la cara de la franquicia y está próximo a recibir una extensión de contrato.

Por otro lado, Starlin Castro, pese a su muy mala primera mitad de temporada, logró tener unos de los mejores cierres, no solo dentro de los Marlins, sino de todo el beisbol en general. El de Monte Cristi, disputó los 162 juegos de la temporada por segunda vez en su carrera, estableciendo nuevas marcas personales en jonrones y empujadas. Su futuro dentro del club es incierto, pues su contrato expira al final de esta campaña y la organización puede ejercer la opción de $16M que tienen sobre él o dejarlo como agente libre y otorgarle un buyout de $1M. Al igual que figuras como Prado, Rojas, Neil Walker o Curtis Granderson, Castro representa veteranía y liderazgo. Jugar en el 100% de los encuentros es un gran logro y este lo alcanzó.

Garrett Cooper, Jorge Alfaro, Jon Berti y Harold Ramírez recibieron oportunidades importantes y demostraron que tienen potencial para producir a este nivel. De todos, la gran sorpresa es Berti, quien inició la temporada en AAA a pesar de un buen Spring Training y finalizó el año siendo una pieza fundamental e inamovible en la alineación de Mattingly. Jugó en varias posiciones del infield y outfield, aportando en todos los aspectos del juego y estando entre los corredores más rápidos de las Grandes Ligas.

Penosamente, tocando otro tema, no se puede dejar pasar la muy mala actuación de Lewis Brinson, dando pasos hacia atrás en su rendimiento. Su línea ofensiva de .173/.236/.221, sin jonrones y apenas 15 empujadas en 248 apariciones al plato es preocupante. ¿Pudo ser este su último chance? Es difícil decirlo, pero cuesta pensar que los Marlins tendrán más paciencia con él en 2020.

En cuanto al bullpen, las lesiones de Austin Brice y Drew Steckenrider, junto con la salida de Nick Anderson y Sergio Romo en julio, condicionaron un cuerpo de lanzadores relevistas que sufrió en los meses finales de campaña. Sin embargo, serpentineros como Jeff Brigham y Jarlin García tuvieron campañas sólidas que son lo más rescatable de ese grupo que sin duda debe fortalecerse durante el offseason. Junto con la ofensiva, debe ser la prioridad por parte de la gerencia.

La situación contractual de Starlin Castro, las posibles firmas de la agencia libre y la designación de nuevos miembros del cuerpo técnico, ya que Tim Wallach no regresará como coach de banca y Eric Duncan trabajó como asistente interino del instructor de bateo, serán los temas de discusión durante los próximos meses.

Por lo pronto, en Swings and Mishes seguiremos llevándoles las incidencias con todos los detalles sobre los Marlins de Miami.

Follow Swings and Mishes

Get notified every time Craig and Jeremy post a new podcast or the Swings and Mishes team writes a new piece!

shares